Provinciales

Más de 300 mil peregrinos visitaron a la Virgen en Itatí

Se realizó la celebración central del 16 de julio, conmemorando los 117 años de la coronación pontificia de Nuestra Señora de Itatí.

La procesión inició con el traslado de la imagen peregrina de María de Itatí hacia el río Paraná para el encuentro con la Virgen de los Milagros de Caacupé de la vecina orilla de Itá Corá (Paraguay) y la procesión náutica. Miles de fieles, a pesar del intenso frío, participaron de las celebraciones. Según el portal Noticias Itateñas, se estimó que alrededor de 300 mil los peregrinos visitaron a la Virgen durante los días de festejos.

La Patrona de Corrientes fue portada por personal de la Prefectura Naval Argentina y cargada en el guardacostas, acompañada por el arzobispo de Corrientes monseñor Andrés Stanovnik, el superior provincial de la Obra Don Orione padre Gustavo Aime y el rector del santuario padre David Penzotti.

En el medio del Paraná se produjo el encuentro de las delegaciones de Argentina y Paraguay y luego prosiguió la procesión náutica y el desembarco para iniciar la procesión terrestre.

Encabezó la procesión la réplica de la Santísima Cruz de los Milagros y luego se encolumnaron las imágenes de los santos patronos de las comunidades presentes y peregrinas, como San Antonio de Mburucuyá, la Inmaculada Concepción de Itá Ibaté, San Antonio de Padua de Berón de Astrada y San Luis Rey de Francia. Luego se ubicó la imagen de la Virgen de Caacupé y por último la de Nuestra Señora de Itatí.

Las autoridades provinciales y municipales también participaron de la mayor fiesta religiosa de la región. Además estuvieron las de Itá Corá y Ñeembucú. Se sumaron a la procesión y luego asistieron a la santa Misa que presidió monseñor Stanovnik.

Antes de finalizar la celebración eucarística, se cantó el Himno Nacional Argentino y el Himno a la Virgen de Itatí ejecutado por la Banda de Música de la Policía de Corrientes, tras lo cual el arzobispo impartió la bendición y la imagen de la Virgen recorrió el frente del santuario para después ingresar al templo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *